¿Cuál es el objetivo de los lubricantes?

El objetivo principal de un lubricante es formar una película entre superficies en movimiento para separarlas y reducir la fricción. Dependiendo de la aplicación un lubricante moderno tiene que reducir desgaste, refrigerar, limpiar, sellar y prevenir la corrosión. Un aceite de motor con una formulación equilibrada debe cumplir todas estas funciones a la vez.